jueves, 9 de octubre de 2014

5 Consejos para empezar bien un eCommerce

Parece que emprender hoy en día es más fácil que hace unos años. Muchos emprendedores se están lanzando a la aventura pero existe mucha confusión.
Todos los días nos entran por los ojos cifras espectaculares del crecimiento en el próximo año de los negocios en internet y más concretamente en las tiendas online.
Con este panorama, ¿qué persona con un, aunque sea pequeño, espíritu emprendedor no se ha planteado montar una tienda online? Todo parece que acompaña, pero la realidad es muy diferente…
Por mi experiencia te puedo decir que aproximadamente el 80% de las tiendas online fracasan. Por favor, no pienses que con tener una tienda online ya tienes un negocio. Esto es sólo la punta del iceberg, hay muchísimo más que hacer.

Déjame que te de, tan solo, 5 consejos para empezar con buen pie tu ecommerce:
1. Elección de la plataforma. 
Si estás empezando, tendrás dos opciones. Olvídate de desarrollos a medida al principio. Por tanto, te quedan un SaaS, es decir, plataformas en internet donde te creas fácilmente tu tienda online y pagas una cuota mensual. Y, por otro lado, tendrás la opción de montar una tienda online con un gestor de contenidos Open source.
Si eliges un SaaS tienes varias opciones en el mercado. Seguramente te suenen Shopify o Xopie. Son buenas opciones para empezar. Podrás hacer pruebas sin hacer una inversión fuerte. Podrás ir aprendiendo si es que no conoces muy bien cómo funcionan las tripas de una tienda online. Pero si tu negocio prospera, seguramente esta solución se quede corta y no te permitirá algunas de las cosas que querrás.
Por contra, un gestor de contenidos como Prestashop o WooCommerce será más complicado de instalar y configurar. Tendrás que tener a tu lado a algún perfil tecnológico y el presupuesto será más elevado. Pero te permitirá crecer y hacerlo tuyo. Podrás añadir esa funcionalidad que está de moda en las tiendas online en cada momento añadiendo un plugin o configurando el gestor de contenidos. Para mí es la opción a elegir en el 90% de los casos una vez superada la fase de pruebas o de dudas.
2. Experto desarrollado en e-commerce
Por favor, busca un experto en e-commerce. Puedes hacerlo tú, sí. Ahorrarás dinero si lo haces pero a la larga puede que te salga caro. Te animo a buscar tiendas de éxito o desarrolladores con experiencia en comercio electrónico que te harán la vida más fácil y aplicarán su conocimiento para que tu e-commerce esté bien hecho, funcione bien y… VENDA MUCHO!
Busca, pregunta, suscríbete a blogs y aprende lo básico para poder decidir si la empresa experta en e-commerce que vas a contratar será realmente buena.
3. Definir bien tu nicho y tu producto
Esta es de cajón. El hecho de tener un mercado tan amplio como “toda España” o “todo el mundo”, te permite especializarte en productos que en una tienda física sería un disparate. Por ejemplo, puedes especializarte en “cojines de sofá”, “puffs”, “moisés para bebé”,… No necesitas ir a un mercado global como podría ser “decoración para casa” o “artículos para bebé”.
Mi consejo es que vayas de lo más pequeño a lo más amplio. Es más fácil destacar en internet por ser especialista en algo muy concreto que por ser generalista.
A medida que el negocio vaya funcionando podrás incluir nuevos artículos o artículos relacionados con el principal. Piénsalo y define bien esta estrategia.
4. Define quién te comprará
Es importante porque el mensaje cambia. No es lo mismo comunicar a adolescentes que a mamás trabajadoras. Piensa quién compra tu producto y define tu cliente o clientes ideales. Entiende bien sus necesidades y lo que buscan. Ponte en su piel para poder saber qué ofrecerles.
Esto es esencial. Toda tu estrategia de comunicación debe tener en cuenta esto. Las preguntas que hagas en tu web, los problemas que soluciones, deben ser redactados en el mejor tono para tu cliente objetivo. No lo olvides nunca.
5. Esto no basta: SEO, SEM, RRSS
Pues sí. Lamentablemente con esto no basta. Hay mucho más. Aquí sólo he desgranado los consejos más importantes pero te queda un largo camino.
Necesitas aparecer en los primeros resultados de Google para tus palabras clave más importantes (SEO)
Necesitas invertir en publicidad como Google Adwords o Facebook Ads para atraer visitantes (SEM)
Necesitas generar comunidad y relacionarte con tus posibles compradores (RRSS)
Necesitas… Mucho más. Así que, si estás pensando en montar una tienda online, ¡prepárate para un camino duro y difícil!