jueves, 12 de mayo de 2016

¿No se fía de Spotify? Estas razones le convencerán para poner toda la carne en el asador

Si cuando un marketero quiere obtener datos sobre el comportamiento de compra de los usuarios recurre a Amazon y cuando quiere recolectar información sobre el uso del social media consulta Facebook, ¿por qué todavía los marketeros no apuestan de lleno por Spotify a la hora de implementar datos de streaming en sus estrategias?
Y es que, de la misma manera que sus plataformas digitales "colegas", Spotify tiene la capacidad de ofrecer datos first party fiables que pueden servir a los marketeros para sus estrategias de retargeting. Sin embargo, la red social de música pretende ir un paso más allá y convencer a los marketeros para construir sus planes de medios en torno a la mentalidad de los usuarios.

Lo cierto es que una persona será más propensa a recibir publicidad nativa con experiencias más ricas cuando se encuentra en un momento de relajación escuchando una lista confeccionada para sus momentos de ocio mientras que, cuando está haciendo ejercicio será más conveniente ofrecerle mensajes relacionados con la salud.
"Ahora podemos olvidarnos de la pantalla y empezar a centrarnos en la mente del consumidor. Comencemos a utilizar planes de medios que vayan más allá de los dispositivos y se enfoquen hacia el uso natural que los consumidores hacen de ellos", explica Jeff Rossi, global director of business marketing de Spotify.
Con sesiones de más de 2 horas de duración, un público de entre 18 y 34 años y más de 100 millones de usuarios de los cuales el 75% utilizan su versión con publicidad, no cabe duda de que Spotify debería entrar ya en los planes de cualquier marketero.
Y para convencerlos, Spotify ya empieza a apostar por la compra programáticaque demostrará su verdadera utilidad a la hora de ofrecer visiones claras sobre los datos móvil y sobre el audio permitiendo a los compradores llegar a los usuarios basándose en sus intereses, sus emociones, localización o momento del día utilizando los datos del propio servicio.
"Estamos cerca de ofrecer anuncios basados en datos de escucha en tiempo real que combinarán señales demográficas, sociales y de localización pero para mí el éxito de la visión programática de Spotify reside en la capacidad de las marcas y agencias de entender cuándo lanzar sus mensajes a una audiencia con engagement en el momento en el que es más posible la conversión", argumentaKatrina Lehismae, head of media de Roast.
A falta de que Spotify ponga toda la carne en el asador, parece que el servicio será en un poco tiempo una de las herramientas más potentes para los marketeros a la hora de organizar sus estrategias. ¿A qué espera para apostar por ella?