jueves, 14 de mayo de 2015

Por qué necesita un calendario de contenidos 2.0 y cómo crear uno

Los social media son un océano de aguas procelosas donde es extremadamente fácil “ahogarse”. Razón de más para aventurarnos en sus aguas siempre pertrechados de un calendario editorial a modo de “chaleco salvavidas”.
Con un calendario de contenidos 2.0 a nuestra vera, lidiar con el maremágnum del social media marketing es definitivamente mucho más llevadero. Si aun así, lo de crear un calendario editorial no le hace todavía demasiado “tilín”, le recomendamos curarse de su escepticismo con las razones que enumera Quicksprout en la siguiente infografía...
1. Le permitirá no perder en ningún momento el rastro de su rendimiento 2.0 y mantener en todo momento la calidad y la consistencia en los contenidos volcados en los social media.

Estrategia
Paso 1: preocúpese de rastrear de manera rutinaria qué contenidos interesan más a su audiencia.
Paso 2: haga ajustes de vez en cuando en sus estrategias de contenidos.
Paso 3: no se olvide de asignar métricas a sus contenidos.
Paso 4: utilice la información recopilada para preparar su calendario editorial y publicar contenido.
2. Evitará publicar contenidos en fechas poco adecuadas.
Estrategia
Paso 1: indique en su calendario editorial todas las fechas relevantes para su negocio.
Paso 2: apueste por los recordatorios para cumplir satisfactoriamente las fechas tope.
Paso 3: tenga en cuentas las fiestas, que podría afectar tanto positivamente como negativamente a su negocio.
3. Impedirá que llene de “spam” una red social en concreto y descuide otra.
Estrategia
Paso 1: asigne a cada una de los contenidos planificados en su calendario un canal 2.0 para promocionarlo.
Paso 2: añada siempre botones para compartir contenido debajo del título del contenido y del nombre del autor.
Paso 3: cambie esos iconos en función de su eficiencia a lo largo del tiempo
4. Obrará el milagro de dar esquinazo a los posts escritos de manera rápida y poco profunda, sin apenas investigación detrás.
Estrategia
Paso 1: fije una fecha de publicación y asigne el trabajo a los autores con suficiente tiempo de antelación.
Paso 2: no se olvide apostar por los controles de calidad en sus textos.