jueves, 19 de marzo de 2015

Mi Startup vive en las Nubes: En las nubes de Google

Hace unos 4 años tomé la decisión de crear mi Startup.
Fueron muchas las decisiones que tuve que tomar. La página web sería la piedra angular de todo el proyecto, y había que decidir dónde alojarla (hosting) y con qué tecnología desarrollarla.
Tras analizar varias alternativas, opté por la nube de Google (Google App Engine). La decisión no fue fácil, porque se trataba de una tecnología muy diferente a todo lo que había hecho anteriormente como informático y había que aprenderlo todo casi de cero.
Echando la vista atrás veo que fue una decisión muy acertada, que me ha ahorrado mucho tiempo y que me va a seguir ahorrando mucho tiempo en el futuro.
En este post os cuento el por qué esta decisión fue y es clave para mi Startup.
Mi idea de negocio comenzó en un ámbito local, Mallorca, pero tanto en el plan de negocio como en la arquitectura técnica de buen principio se planteó abarcar toda España e incluso la posibilidad de internacionalización.
El trabajar en la “nube” me ha permitido olvidarme de las crisis de crecimiento de mi idea de negocio. Sin que tenga que preocuparme de ello, la nube de Google destina más recursos a mi web conforme los va necesitando.
Así me olvido de si tengo que cambiar el servidor por otro más potente, o necesito más ancho de banda, o más espacio de base de datos.
Google pone a mi disposición su infraestructura y lo único que tengo que hacer es pagar más cuando necesito más, pero me olvido de toda la parte técnica asociada a este crecimiento.
De este modo, como informático puedo centrarme en los procesos de mi negocio, obviando la escalabilidad del mismo. De eso se ocupa Google.
Buscando un símil en la vida real es como si no me tuviese que preocupar por abrir más franquicias de mi tienda, o ampliar horarios, o poner más empleados. Un tercero se ocuparía de todo ello y yo tan sólo tendría que pagar por ello.
¿Y qué tal los costes? Son muy razonables, equivalentes a los de un hosting tradicional y donde no están resueltos los problemas de escalabilidad.
La conclusión de todo esto podría ser:
Si tu proyecto web puede tener problemas de escalabilidad por crecimiento, opta desde el primer momento por una estrategia en la nube.
Volviendo a mi startup, ya he conseguido ampliarla a Barcelona, Almería, Sevilla, Alicante y Valencia. Y todo ello casi sin incremento de coste en cuanto a hosting.
Google App Engine es sólo una de las plataformas existentes, ¿alguno de vosotros ha usado otra? Os animo a dejar un comentario y compartir vuestra experiencia.