viernes, 27 de marzo de 2015

“La nueva generación de emprendedores chinos en Madrid

Si hay algo que caracteriza a los chinos es su cultura del emprendimiento, tan bien aprendida generación tras generación. En nuestro país habita una, que además ha nacido y crecido en España.
Esta generación habla castellano, chino, algunos incluso dominan el inglés y están ampliamente cualificados. Tienen entre 30 y 45 años y son los protagonistas de un nuevo documental, “La nueva generación de emprendedores chinos en Madrid”, que se presentará mañana 12 de marzo en el CEIM de Madrid.

La encargada de realizar este proyecto cinematográfico ha sido la investigadora y periodista Hebe Schmidt para el Observatorio de Inmigración y Datos de la Dirección General de Inmigración de Madrid. En él explica cómo estos emprendedores chinos se mueven perfectamente entre ambas culturas, la oriental y la occidental, diversificando la actividad comercial de sus padres y generando nuevos negocios, expandiéndose hacia la mayoría de los sectores económicos.
Por su parte, estos empresarios ayudan a la canalización y el impulso de la actividad comercial bilateral entre China y España, a través de la exportación de productos españoles a China, sin olvidar de que también se han convertido en divulgadores de nuestra cultura en su país de origen. De hecho, los expertos coinciden en definirles como“Los mejores embajadores de España en China”.
Este colectivo también genera puestos de trabajo, ya que es cada vez más común encontrar a ciudadanos españoles que trabajan para estos nuevos emprendedores. En concreto, el 50% de las plantillas contratadas por autónomos chinos son de nacionalidad española. Pero también es cada vez más habitual ver sociedades compuestas por emprendedores españoles y chinos, creciendo las sociedades mixtas.
En la actualidad, más de 185.000 chinos residen en España, el 74% de ellos en Madrid, Cataluña, Valencia y Andalucía. Además, el número de afiliados del colectivo chino a la Seguridad Social suma actualmente 92.557 ocupados, casi la mitad de ellos trabajan como autónomos.