martes, 17 de marzo de 2015

Los usuarios buscan activamente contenido audiovisual sobre productos y servicios

El contenido audiovisual constituye un medio efectivo para obtener información de primera calidad sobre un producto o servicio. Los usuarios no solo comparten vídeos de ocio y entretenimiento, sino que los vídeos de marca también tienen una gran acogida entre el público.
A la hora de consumir este tipo de información, los usuarios utilizan diversas fuentes. El estudio publicado por Adobe indica que el 58% de las reproducciones de estos vídeos procede de usuarios que acuden directamente a la web de la empresa, mientras que un 20% buscan en internet y un 7% utiliza las redes sociales.
Los buscadores son la principal fuente de tráfico referencial para los vídeos corporativos, según el US Digital Video Benchmark. De ahí la importancia de desarrollar una estrategia de posicionamiento propia para este tipo de contenido. Por su parte, Facebook destaca con gran diferencia frente al resto de las redes sociales como principal plataforma para el descubrimiento de vídeos de marca online.
La red social de Mark Zuckerberg es la responsable del 80,06% de las visitas registradas por estos vídeos corporativos. Le sigue muy de lejos Twitter, quien apenas reporta el 11,8% de las visitas. Facebook es además el canal que registra una mayor tasa de visionado, consiguiendo que mayor número de las visitas derivadas finalmente reproduzcan el vídeo (39%), superando incluso a YouTube (38%). 
En el caso del vídeo online en general, el protagonismo de las redes sociales es mucho mayor. Según los datos aportados por Yahoo a finales de enero, el 78% de los usuarios de vídeos online, los encontró a través de alguna actividad de social networking. De ellos, la mitad afirma que fue directamente en su red social, mientras que  45% se sirvió para ello de las recomendaciones de sus contactos.  Por su parte, un 36% se dirige también a los buscadores.
El estudio de Adobe muestra asimismo el cada vez mayor protagonismo del móvil como herramienta para descubrir y compartir vídeos. Así, durante el último trimestre de 2013, los dispositivos móviles representaron conjuntamente cerca de una cuarta parte de las reproducciones totales (22%).Concretamente, los smartphones registraron el 12,8%, mientras que las tabletas se quedaron con el 9,2%.
Decididamente, la demanda del contenido audiovisual por parte de los usuarios va en aumento, tanto para ocio y entretenimiento, como para conocer más a fondo los detalles de un producto o servicio. Una demanda que las empresas han de ser capaces de satisfacer con contenido suficiente y de calidad.