viernes, 6 de marzo de 2015

3 formas de mejorar las habilidades en redes sociales de sus empleados.

El mundo de los negocios presenta una llamativa falta de habilidades tecnológicas con un coste que resulta asombroso para la economía de EEUU. De acuerdo a la encuesta realizada por la firmaHarris, tan sólo uno de cada diez trabajadores estadounidenses se considera hábil en el uso de las herramientas digitales en el desempeño de su trabajo diario.
Sí tenemos en cuenta que los desafíos que presenta el trabajo relacionado con documentos mediante herramientas digitales cuesta a las empresas el 21,3% de su productividad (datos de IDC), la falta de este tipo de habilidades entre los trabajadores puede costar a la economía estadounidense hasta 1.300 millones de dólares anuales.
Las empresas ven en las redes sociales cada vez más el futuro de las oficinas ya que les posibilita un entorno a través del que pueden comunicarse y compartir documentos colaborando y aumentando la productividad. Las grandes empresas tecnológicas no son ajenas a esta demanda y algunas ya han comenzado a trabajar en ello como es el caso de Facebook que está trabajando en el lanzamiento de Facebook at Work o LinkedIn que está probando una red social interna para empresas.

Los trabajadores consideran además las redes sociales como el futuro del marketing, las ventas y el mecanismo para captar la atención de nuevos clientes por lo que tienen que encontrarse igual de cómodos trabajando en las plataformas sociales de forma interna como de cara al público. Pero lo cierto es que las empresas en EEUU se enfrentan a un gran dilema que no tienen muy claro cómo van a poder solventar: gran parte de la fuerza laboral estadounidenseno posee los conocimientos necesarios para utilizar las tecnologías sociales de forma efectiva.
Sí su compañía se encuentra en esta situación a continuación le ofrecemos tres formas a través de las que puede mejorar las habilidades de sus empleados en el uso de las redes sociales con el objetivo puesto en aumentar la productividad.
1. Curación de contenidos
Las redes sociales se caracterizan porque en ellas podemos encontrar una gran cantidad de información por lo que conseguir encontrar los contenidos más valiosos y relevantes es algo fundamental. Sí usted publica contenidos útiles, vídeos o infografías que realmente aporten algo a sus clientes, conseguirá aumentar su credibilidad y fidelizará usuarios.
Es por esto que sus empleados necesitan saber “curar” contenidos para filtrar todo aquello que no resulta relevante y ofrecer a sus usuarios lo que realmente quieren y necesitan. Esto que parece algo obvio no siempre se tiene en cuenta y es uno de los grandes elementos diferenciadores.
2. Agregar valor a las interacciones
La formación de sus empleados en redes sociales debe centrarse en enseñar a estos que forman parte de una comunidad virtual en la que existen diferentes formas de colaborar. Sus empleados deben aprender que estas conexiones pueden servirles para compartir intereses ya que el intercambio de conocimiento resulta muy valioso.
Antes de comenzar a introducirse en las redes sociales deben observar cómo funcionan estas para comprender que ninguna funciona de la misma forma ni se puede publicar el mismo contenido en todas por lo que debemos centrar nuestra estrategia con el objetivo de agregar valor.
3. Comercializar, vender y reclutar de forma eficaz
La clave reside en pensar siempre desde la perspectiva del usuario o cliente. A través del marketing social y la curación de contenidos usted consigue aumentar las interacciones y por tanto la empatía con los consumidores y usuarios.
Al utilizar estas habilidades y técnicas sociales los empleados están construyendo una marca personal y profesional que a la vez eleva la marca de la empresa. Ayude a sus empleados a comprender estas técnicas y consejos para que no se encuentren dentro del 90% de los trabajadores que tienen problemas con las herramientas digitales.