martes, 17 de octubre de 2017

7 consejos para comprar tu primera vivienda

La compra de la primera vivienda es una operación económica tan importante en la vida que necesita de una reflexión. Adquirir la primera casa es un momento único y del que dependerá el estado de las cuentas personales durante muchos años. Por ello, conviene analizar la operación y solo firmar una hipoteca si se está en condiciones de asumirla. En este artículo, se ofrecen siete claves que no hay que olvidar para comprar el primer piso: desde saber que el crédito solo cubrirá el 80% del valor de la casa y escoger la mejor hipoteca, hasta tomarse tiempo y dejarse asesorar por profesionales.



1. Contar con el importe no financiado

Debido a las características que presentan las hipotecas en estos momentos, será más necesario que nunca contar con una bolsa de ahorro para la compra de la vivienda. No puede olvidarse que las líneas de financiación de estos préstamos no ofrecen más del 80% de importe del inmueble. Para solventar este pequeño problema, no habrá más solución que aportar un ahorro para firmar el contrato con las suficientes garantías.

2. Aprovechar las condiciones para los jóvenes

Los jóvenes pueden beneficiarse de las mejores condiciones que presentan los bancos en los créditos para la adquisición de una casa. En la mayoría de las ocasiones, las hipotecas para jóvenes se comercializan con una reducción en el tipo de interés, así como la eliminación de las principales comisiones. De esta forma, el ahorro se potenciará en el momento de satisfacer esta demanda.

3. Dedicar el tiempo oportuno para la compra

La primera vivienda es algo tan importante como para no resolver la operación en poco tiempo y de forma muy rápida. Requerirá de mucha calma en la búsqueda hasta encontrar el piso deseado y no cometer algún error del que uno pueda arrepentirse más tarde. Para ello, será de vital importancia analizar todas las instalaciones de la casa, al igual que la zona en donde está ubicada. En este sentido, no hay que olvidar que será el sitio en el que se residirá buena parte de la vida.

4. Asesoramiento con profesionales

La falta de experiencia en este tipo de operaciones se puede solucionar recabando la información que pueden aportar los profesionales del sector. Además, siempre podrá ser de gran utilidad poder recibir consejos de alguna persona de un entorno más íntimo que haya pasado por este escenario. En ambos casos, darán las pautas para optimizar esta operación.

5. Definir el plazo de amortización de la hipoteca

Uno de los aspectos más importantes en la adquisición de la primera vivienda es el plazo de permanencia de la hipoteca. Para no equivocarse en los cálculos, será muy beneficioso analizar la cuota mensual que habrá que afrontar por la contratación de este producto financiero, conociendo en todo momento que, al menos, estará vigente durante los próximos 20 años y que se deberán cumplir sus condiciones. En este sentido, será muy útil contar también con los gastos imprevistos que pueden surgir en algún momento durante este periodo.

6. Ajustarse a un presupuesto real y objetivo

Al tratarse de la primera operación inmobiliaria, no habrá más remedio que circunscribirla a unos planteamientos objetivos. No en vano, serán muchos los años que queden hasta que se amortice el crédito hipotecario. No se puede caer en errores tan habituales como quedar prendado por una casa o vivir por encima de las posibilidades personales. Por el contrario, habrá que ajustarse a los ingresos que se tengan.

7. Contemplar los gastos adicionales

Uno de los factores que deben tenerse en cuenta en la compra de la primera vivienda son los gastos que genera: tanto en los que se refiere a la hipoteca (comisiones, notaría o procesos administrativos), como en los producidos por su utilización (facturas domésticas, gastos de comunidad, reformas, etc.). No en vano, ambos desembolsos pueden desajustar el presupuesto para los próximos años.
Cualquier error originado por la inexperiencia o como consecuencia de un fallo en los cálculos puede tener consecuencias largas y graves.