lunes, 9 de abril de 2018

Los 7 errores que no debes cometer al comprar un coche nuevo

Aquí tienes los 7 mayores errores que no debes cometer al comprar un coche nuevo. A la hora de adquirir un automóvil, hay que tener en cuenta que se trata de la segunda inversión más importante que vas a hacer después de la de tu casa.
¿Estás pensando en comprar un coche nuevo? Primero debes tener en cuenta una serie de variables.

Y es que se trata de una de las inversiones más importantes que vas a hacer a lo largo de tu vida, por lo que más vale estar seguro del modelo que compras.
Por eso, hoy te mostramos los 7 errores que no debes cometer al comprar un coche nuevo.
¿Quieres saber cuáles son? Atento a nuestra lista.

1. No hacer los deberes en casa

Gracias a Internet, tienes a tu disposición una fuente de información prácticamente infinita y, de hecho, hoy prácticamente nadie acude a un concesionario para conocer en profundidad un modelo. En el centro de venta vas a hablar con un comercial, así que no puedes fiarte al 100% de lo que te diga.
Sin embargo, en los configuradores online de cada marca o en las pruebas que realizan nuestros compañeros de Autobild.es, sí dispones de información fidedigna. Lo mejor es que te empapes de todo ello antes de poner el pie en un concesionario.

2. Escoger mal el modelo

Recuerda, después de la de tu casa, el coche va a ser la segunda inversión más importante de tu vida. Este es el error más frecuente al comprar coche nuevo y es que, te lo dice un profesional, no hay un vehículo en el mercado que sea familiar, deportivo, monovolumen y urbano al mismo tiempo.
¿Haces menos de 10.000 km/año? Entonces, no necesitas un diésel. ¿Te viene bien la tercera fila de asientos para ese día que cada seis meses llevas a tus sobrinos al entrenamiento? Si solo es para algo así, te lo aseguro: te saldrá más barato pagar un taxi o alquilar un monovolumen para un solo día…

3. Elegir mal el momento o tener demasiada prisa

A principio de año, los concesionarios comienzan a recibir coches y los objetivos de ventas que tiene el establecimiento o los propios comerciales parecen estar muy lejos. Por ello, los vendedores están más relajados y no tienen tanta urgencia en ‘colocarte’ un coche.
A finales de verano o en otoño suelen ser época excelentes para conseguir una buena rebaja. Por este mismo motivo, tampoco puedes ir al concesionario con la premura de que quieres estar conduciendo tu coche nuevo en un par de semanas, si le dices esto al vendedor, le harás feliz y se lo pondrás fácil para colocarte cualquier modelo que tenga en ‘stock’ a precio de ‘amigo’. De hecho, lo más recomendable es decirle siempre al comercial que la compra no te urge en absoluto, aunque sea mentira.

4. Visitar un solo concesionario

Uno de los grandes errores que se cometen a la hora de comprar un coche es ir a un solo concesionario. Si te gusta un coche, lo mejor es que vayas a varios y preguntes precio. Es importante que los vendedores conozcan que estás de ‘ronda’, es decir, visitando varias concesiones para encontrar la oferta más favorable a tu bolsillo.
Y, una vez la tengas, llama siempre al otro vendedor para ver si te la puede mejorar, lo más seguro es que te lleves alguna sorpresa positiva para tu bolsillo.

5. Vender mal tu coche usado

Otro de los errores frecuentes al comprar vehículo nuevo, si vas a entregar tu coche usado, es olvidar que tienes ahí un dinero que debes invertir de la mejor forma posible. De nada sirve si te dejan el coche nuevo a un precio muy bueno si apenas te valoran el viejo.
Es fundamenta conseguir un equilibrio entre el precio de venta del automóvil nuevo y el de compra de tu vehículo usado. No descartes la opción de venderlo por tu cuenta: prácticamente siempre obtendrás más dinero.

6. No exigir una prueba de conducción

Recuerda, esta es una gran inversión y, para hacerla, debes estar seguro de que tu nuevo vehículo se acomodará a tus necesidades y a tus gustos como conductor. Una buena prueba, además, no debe ser un par de vueltas a la manzana alrededor del concesionario, tienes que salir con el coche a autopista y, si fuera posible, hasta llevártelo a tu casa si por ejemplo no tienes claro cuánto espacio libre va a quedarte en tu plaza de aparcamiento.

7. Buscar la mejor financiación

Para ello, tienes que tener en cuenta otro fallo frecuente al comprar coche nuevo: exceder tu presupuesto. Márcate un máximo y no te pases nunca de ahí, con esa cantidad en la mente y antes de ir a un concesionario, habla con tu banco habitual para conocer las condiciones de financiación que te ofrecen. Es verdad que los fabricantes ponen a tu disposición las mejores ofertas solo si financias con ellos una cierta cantidad de tu compra.
La realidad es que para lo único que esto sirve es para poner un PVP atractivo al coche, pero mira con lupa las condiciones de financiación, porque lo más seguro es que por ahí, al final, se te van a escapar bastantes euros ya que gran parte del beneficio de los fabricantes proviene de sus servicios financieros.

Un artículo publicado en TicBeat y, recibido via: Vallebro.com