martes, 17 de abril de 2018

7 Pasos para iniciar tu negocio de comida a domicilio

1. Decide la comida que venderás

Antes que des algún otro paso, primero debes decidir qué tipo de comida venderás.
Ya te mencioné qué comidas son las más populares y aunque muchos piensan, “simplemente venderé una variedad de todas”, te recomiendo no hacerlo.
La razón por la que la mayoría se especializa sólo en un tipo es porque ya de por sí una acarrea muchos platillos y preparación. Imagínate si decides escoger más de una.
Así que ponte a pensar bien cuál de todas las comidas crees que te vendría mejor vender.

Ten en cuenta la que mejor preparas. Para saberlo, podrías preparar un platillo de cada tipo que tienes en mente y pedirle a un grupo de personas a tu alrededor que te digan objetivamente, cuál sabe mejor.
No te vayas por una que no domines o no se te da bien, aunque esto sea lógico, no está mal recordarlo de vez en cuando.
Además de este punto anterior, también ten en cuenta su preparación y la rapidez con la que puedes hacerlo.
Por supuesto, no necesariamente debes escoger la que está lista en menos tiempo, pero si es algo que debes considerar si quieres ofrecer un buen servicio.
Una vez que tengas esto pensado y sepas qué vender, continúa con los siguientes pasos.

2. Haz un inventario de los materiales que necesitarás

Dependiendo de la comida que decidas vender, la cantidad de materiales, utensilios y alimentos, van a variar.
Por eso es tan importante que cumplas el primer paso antes que nada.
Lo más importante en tu inventario o lista de compras, antes de los alimentos vienen en sí los utensilios de cocina y todo lo que comprende tu equipo de trabajo.
Muchos no le ponen importancia a que un cuchillo esté un poco desafilado o algo viejo, pero aunque no lo creas la cantidad de tus utensilios determina mucho la rapidez e incluso la calidad con la que preparas la comida.
Por ejemplo, si tienes que freír, es muy distinto que lo hagas en un sartén con aceite a una freidora que te toma 1 minuto o menos y queda mucho mejor la cocción.
Así que dale prioridad a los utensilios que debes renovar o adquirir. Luego de ello, ve hacia la parte de los materiales en sí: la comida.
Que vayas a entregar comida a domicilio no significa que tienes que entregar una comida “mediocre”,así que siempre ten en mente que los ingredientes deben estar todo el tiempo frescos.
Por esa razón es esencial que hagas un inventario bastante aproximado de la cantidad de alimentos que utilizarás en uno o dos días y adquirirlos frescos cuando sea el momento de la compra.
Esto también varía según la cantidad de gente que pida tu comida, pero intenta calcular para alrededor de 10 o 20 pedidos al día cuando apenas estés comenzando y cuando veas más concurrencia, aumenta el estipulado de las porciones.
Sé muy preciso e incluso si hay materiales que no crees necesitar con urgencia o que sean esenciales, vete siempre hacia lo primordial que haga tu comida y la deje en buenas condiciones en su preparación.

3. Determina el gasto en transporte y lugar

Además de lo que necesitas para preparar la comida, no olvides el tema del transporte pero sobre todo, el lugar.
Si quieres ahorrar en el aspecto del lugar y darle más importancia al tema de utensilios y otros materiales, entonces siempre puedes optar por utilizar tu propio hogar como partida.
Muchos negocios empiezan desde casa, así que no sientas que te reduces y no te apresures en querer alquilar o comprar un local para tú negocio. Todo a su tiempo.
Ahora, si te crees en las capacidades de buscar un lugar para ofrecer tu servicio o porque no tienes espacio suficiente en donde vives, te recomiendo nunca empezar con algo demasiado grande.
Recuerda que el alquiler o compra es una de las cosas que mayor gasto representa, así que contrólate un poco en este aspecto.
Busca un lugar pequeño que no represente tanto gasto.
En cuanto al medio de transporte donde realizarás las entregas, puedes utilizar tu propio auto o rentar uno económico pero en buen estado.
También puedes optar mejor por una motocicleta.
Sé que la mayoría de los negocios a domicilio tienen su propio vehículo personalizado, pero eso al comenzar es una gran inversión.
Al inicio te recomendaré en todo momento ir por gastos bajos pero que te permitan iniciar bien, por eso siempre determina con cuidado cuánto gastarás en total incluyendo la comida y el resto de las cosas que crees necesitar además del lugar y transporte.

4. Busca capital para empezar

Aunque el negocio de comida a domicilio es mucho más barato que poner un restaurante, por ejemplo, sí necesitarás un poco de capital al principio para arrancar.
Así que una vez tengas en mente cuánto gastarás comienza a buscar de dónde sacarás el dinero para tu proyecto.
Si siempre has sido alguien con una mente emprendedora, lo más seguro es que tengas una cuenta con algunos ahorros e incluso, si no pensaste en abrir un negocio durante todo este tiempo hasta ahora, seguramente cuentas con algún dinero guardado.
Primero, como persona que ha invertido su dinero en varias ocasiones, no para abrir un negocio pero sí para multiplicarlo, te recomiendo NO invertir todos tus ahorros.
Aunque muchos ahorramos para por fin llevar a cabo nuestros sueños y grandes proyectos, hay veces que debemos pensar dos veces el si queremos gastar todos nuestros ahorros en menos de lo que sopla el viento.
Por experiencia propia, te recomiendo invertir un 50% de tus ahorros y dejar un margen que te permita salir de aprietos o en caso de que algo imprevisto se presente.
Esto va para las dos situaciones en las que puedes encontrarte: tener el dinero suficiente para montarlo por tu cuenta o que debas pedir un préstamo para completar tus ahorros.
Independiente de cuál de las dos sea tu situación, siempre invierte un 50 o 60% como máximo, pero no más.
Es decir, que des el gran paso y decidas iniciar tu negocio no significa que no irás con cautela.
Otra forma de completar la capital que necesitas, es buscar a alguien que esté dispuesto a apoyarte y ser tu socio.
No tienes que hacerlo solo y si tienes alguien de confianza que también le entusiasma la idea, entonces es una gran oportunidad.

5. Busca proveedores de confianza

Una vez que tengas decidido lo que necesitarás y el capital que requieres para comprar todo e iniciar tu negocio, comienza a buscar proveedores de calidad para lo que necesitas.
Adquirir utensilios de cocina es fácil debido a todas las marcas reconocidas y económicas que puedes encontrar, así que con poco de orientación o búsqueda no será difícil comprar los que son de calidad y te sirvan bien.
El problema surge en cuanto a los alimentos.
Como te decía, los ingredientes que utilizarás para la comida deben estar siempre frescos pero en especial, debes estar seguro de que son de buena procedencia y por ende, bien tratados.
Es muy fácil contraer enfermedades por medio de comidas con ingredientes no aptos, así que ponle mucha importancia a quién se los comprarás.
Normalmente los proveedores de restaurantes o lugares de comida reconocidos suelen ser más costososdebido a su buena reputación, sin embargo, es un gasto que debes estar dispuesto a realizar.
Quizás no es necesario que vayas hacia los proveedores más costosos, pero sean los que estén entre tu disponibilidad o quién sea, asegúrate de investigar a fondo su reputación y la calidad de sus productos.
Una buena comida, deliciosa y sana parte de los ingredientes de buena calidad.
Si es posible, escoge tú mismo los productos que necesitarás.
A veces no es necesario buscar precisamente un proveedor que te lleve todo hasta la puerta, sino simplemente salir y comprar por ti mismo todo lo que requieres para la preparación.
Hay muchos mercados y varios de ellos son especializados en vender ingredientes para la comida que decidiste vender, así que si no estás seguro de irte hacia algo tan grande como buscar un proveedor a gran escala, puedes hacerlo buscándolo en mercados y comprando todo por ti mismo.

6. Personaliza el embalaje

Algo que hace característico a varios negocios de comida a domicilio, es la forma en la que entregan sus comidas, y mientras más atractivo sea, más llamará la atención de la gente a pedir cada vez más.
Mi negocio de comida favorito envía su comida en una caja con varias formas, me refiero a que, te ofrecen varias opciones sobre la forma y el aspecto de la caja donde viene embalada.
He pedido muchas veces que se haga al azar y a preferencia de ellos la elección de la caja y he recibido desde corazones hasta con la forma de la cara de un perro.
Además de que también utilizan materiales ecológicos.
Nunca he visto algo como eso en algún otro negocio y no se trata de que vayas y lo copies, sino de que entiendas de que algo personalizado hace que también llames la atención y no sólo por la comida.
Por eso, pon esfuerzo y encárgate de personalizar el embalaje con algo que represente la imagen de tu negocio.
Para ello, asegúrate de conseguir los mejores proveedores que te ofrezcan diseñar el embalaje a tu preferencia y que sobre todo, ofrezca las características necesarias que debe tener una caja que contendrá comida.
Esto puede resultar un poco costoso dependiendo de cómo quieras el diseño y del proveedor que encuentres, pero recuerda siempre mantener un presupuesto para ello.
Es bueno personalizar pero excederse no, así que si no puedes tener todo lo que quieres en él, recuerda ser realista e ir por algo más económico pero que igual cumpla en parte tus expectativas.

7. Dale nombre a tu negocio

Así como te mencioné la importancia de personalizar, no creas que se me olvidaría algo tan importante como el nombre del negocio.
Para que tu sueño y meta se vea aún más posible y que lógicamente, el negocio necesita un nombre,recuerda dárselo.
El logo y el nombre de tu negocio es lo que hablará mucho sobre él al inicio y lo que llamará la atenciónde las personas a primera vista, por lo que asegúrate de escoger uno adecuado y no tan común.
Es algo de sentido común y muy sencillo, pero increíblemente, muchos olvidan darle la importancia que realmente tiene.
Siempre puedes mantener un nombre que tenga relación con la comida que venderás o quizás irte por algo más llamativo y novedoso.
Pero como sugerencia, no te excedas en lo novedoso.
Es cierto que un nombre raro y que llame la atención a simple vista puede ser algo bueno, pero muchas personas tachan esos negocios sólo porque además de llamativos son precisamente eso, “raros”.
Así que mantén un balance entre lo novedoso y normal.
Comenzar un negocio ya has visto que es más sencillo de lo que creías, sobre todo cuando sigas los pasos y consejos que te di.
El negocio de la comida es bastante rentable así que por ese aspecto no te detengas, todo es cuestión de llevarlo bien y como en todo, esforzarte siempre para lograr la meta.
Si por fin decidiste abrir tu negocio de comida a domicilio, ¿qué tipo de comida venderás? ¡Cuéntame en los comentarios!
Un artículo publicado en Gananci y, recibido vía Vallebro.com