miércoles, 19 de noviembre de 2014

La mitad de los trabajadores habla sobre su empresa en sus perfiles sociales

Los perjuicios de las críticas y opiniones negativas sobre una marca, aireadas a través de las redes sociales pueden resultar muy perjudiciales, especialmente si provienen de los propios trabajadores de la empresa.

Tal como refleja la infografía de RiseSmart, nada menos que el 75% de los empleados no recomendaría a la empresa para la que trabaja. Algo que, con más frecuencia de la deseada, comparte públicamente en los Social Media. La mitad de los trabajadores afirma que habla de su relación y percepción de la empresa en la que trabaja, en sus perfiles sociales. Un 16% admite que critica públicamente a su empresa.

Si tenemos en cuenta que, de media, cada usuario tiene entre 200 y 300 amigos en Facebook, y que en esta plataforma cada día se comparten más de 4 mil millones de posts, podremos hacernos una idea de la repercusión que pueden tener estas críticas hacia las marcas.
Pero Facebook no es la única plataforma donde airear estos trapos sucios, sino que Twitter y LinkedIn también constituyen un buen escenario. Con el agravante de que se trata de entornos públicos, como es el caso de Twitter, y con un marcado carácter profesional, especialmente en el caso de LinkedIn.
En el lado opuesto, conviene tener en cuenta que no todo han de ser críticas negativas. Como cualquier otro individuo, los empleados disfrutan hablando de sus intereses y preocupaciones diarias en los canales 2.0, con la intención de compartirlos con su entorno más cercano. Asimismo, su intención es la de provocar una reacción. El 79% de ellos espera que sus publicaciones lleguen a sus amigos y familiares.
No olvidemos que las opiniones y recomendaciones de nuestro entorno constituyen una fuente importante de confianza. El 92% de los individuos tiene más en cuenta la información aportada por sus amigos y familiares, que cualquier otro tipo de publicidad. Algo similar sucede con las publicaciones de nuestros semejantes en internet. El 70% de los usuarios confía más en las recomendaciones online, que en la publicidad de las marcas.
Por tanto, es importante conocer la percepción de nuestro personal interno, con el fin de mejorarla, y cultivar su sentimiento de pertenencia a la marca. Probablemente solo sea un problema de comunicación, y de fomentar el espíritu corporativo. El 76% de los empleados que se siente reconocido, confiesa que está a gusto en su trabajo.
Las empresas han de cuidar su principal activo, consistente en su equipo humano. De este modo, podrán convertirse en los mejores embajadores de la empresa. La comunicación interna es tanto o más importante que la información que se transmite al exterior. Los empleados ya actúan como altavoces de la organización; un altavoz cuyo mensaje se puede modular, y del cual sacar un provechoso partido.