miércoles, 1 de abril de 2015

¿Provoca el uso de las tecnologías una pérdida de atención en los entornos profesionales?

El uso de las tecnologías provoca pérdida de atención al 64% de los profesionales
El desarrollo de las nuevas tecnologías funciona como una potente herramienta a la hora de mejorar la comunicación entre los miembros de las empresas. Sin embargo, su uso desmedido hoy en día ha generado que se erijan como el reto a superar por parte de los profesionales, pues les han generado un problema de distracción notable a la hora de desempeñar sus funciones. Es la principal conclusión a la que llega la consultora Accenture, que señala que el 64% de los profesionales considera que el uso de las nuevas tecnologías dificulta la escucha en el ámbito laboral.

La empresa realizó una investigación denominada 'Listen, Learnd, Lead' a más de 3.600 profesionales de un total de 30 países y a pesar de este negativo dato, el 96% de los encuestados reconoció considerarse un buen oyente. De la misma forma, los profesionales preguntados por esta consultora también se consideraron buenos trabajadores multitarea, ya que en el 98% de los casos respondieron que eran capaces de llevar a cabo varias cosas a la vez.
Sin embargo, la empresa ha puesto el foco en los efectos que genera la dificultad de escucha en el entorno laboral. Así, el 36% de ellos señaló que las distracciones derivaban en pérdidas de concentración, trabajo de menor calidad y disminución en las relaciones de equipo. Asimismo, el documento sostiene que las principales razones por las que la jornada laboral de estos profesionales son interrumpidos se deben, principalmente, a la entrada de llamadas telefónicas (32%). A continuación se sitúan las reuniones o la llegada de visitas no programadas (30%), los correos electrónicos, las reuniones fuera de la oficina, la mensajería instantánea y los mensajes de texto (con el 13%, 10%, 8% y el 6%; respectivamente).
En este sentido, Accenture ha subrayado que las empresas deberían incorporar la tecnología como una herramienta de aprendizaje y capacitación para sus empleados. Sin embargo, ¿ejercen una influencia del mismo calado todas las nuevas tecnologías? Otros estudios demuestran que no. Es el caso de la investigación de mercado llevada a cabo por AYTM el pasado mes de noviembre, en la que se encontró que los profesionales no hacían uso de las redes sociales ni se distraían con ellas durante su jornada laboral.
Así, únicamente el 8% de los internautas de Estados Unidos señaló que accedía a Facebook a menudo durante su jornada laboral y el 15% reconoció que lo hacía a veces. Por el contrario, cuatro de cada diez encuestados señalaron que lo hacían raramente o nunca.
Profesional multitarea
Es por ello que ambos estudios señalan que los profesionales actuales están cada vez más acostumbrados a llevar a cabo varias tareas simultáneamente mientras trabajan. Así, el 80% admitió que el mejor momento para ejecutarlas es mientras asisten a conferencias, siendo el envío de correos electrónicos de índole laboral la actividad más comúnmente respondida.
Del mismo modo, más de un tercio de los encuestados por Accenture señaló que llevaba a cabo actividades personales mientras asistía a estos eventos. Entre ellas la mensajería instantánea y el envío de emails. Del mismo modo, uno de cada cinco encuestados reconoció que en estas actividades también aprovechaba para navegar por medios sociales brevemente y leer noticias.
Herramientas de trabajo
Así, no es de extrañar que los profesionales de hoy en día señalen que cada vez en mayor medida requieren utilizar las mejores herramientas de comunicación, a las que les exigen que sean lo más eficientes posibles. En concreto, una reciente investigación del Centro Pew concluyó que para los profesionales las herramientas de trabajo más importantes son el correo electrónico e Internet. Medios que fueron citados por el 61% y el 54% de los encuestados, respectivamente.
Por su parte, los móviles tanto tradicionales como dispositivos inteligentes de última generación se constituyeron como las herramientas menos importantes para estos profesionales. Así, fueron citados por estos en el 35% y en el 24% de las respuestas, respectivamente. Las redes sociales, por su parte, apenas fueron tenidas en cuenta por los encuestados, subraya el documento.