miércoles, 17 de septiembre de 2014

Desempleado es sinónimo de altavoz

Cuando se llevan meses o años buscando un empleo, resulta hasta ofensivo leer artículos sobre el tema. Los consejos se parecen unos a otros, o no están escritos desde el conocimiento de esta situación angustiosa.
No es mi caso. ¿Qué ocurre cuando uno deja un millón de currículums y no obtiene una respuesta positiva? O por el contrario, te aceptan en una empresa y tras trabajar varios meses no te pagan lo que te corresponde. Además de denunciar, el siguiente paso para un desempleado es dar a conocer su situación a través de un altavoz.

Vergüenza

Buscar trabajo no es un síntoma de ser un fracasado, ni menos que el vecino de al lado. Es una circunstancia por la que millones de personas pasan a lo largo de su vida. Por lo tanto, compartir que estamos buscando un empleo es algo natural y digno.

Desmotivado

Cuando el teléfono no suena y los meses pasan es lógico que la desmotivación aparezca. ¿Qué hacer? Levantarnos, y volver a empezar. No queda otra opción ni hay respuestas mágicas. Podemos permitirnos estar tristes pero no deprimidos.
Se ha incrementado el número de personas que salen a correr, hacen bicicleta, pasean..., no están perdiendo el tiempo, al revés, están trabajando su autoestima a la vez que establecen una rutina. Un cuerpo activo es igual a un cerebro ídem.

Que lo sepan hasta en el último rincón del planeta

Hablar con los amigos sobre estar en paro no es la solución, ese error va de la mano de incrementar la angustia. Pero hablar claramente sobre que estás dispuesto a aceptar un trabajo (siempre y cuando estés preparado y cualificado para ello) es distinto.
Los amigos de mis amigos son una oportunidad.Y con esta afirmación no quiero decir que ellos sean la nueva oficina de empleo, quizás sepan de alguien que necesita a su vez a una persona para un proyecto puntual. ¿Por qué no puedes ser tú? De acuerdo, esa hipotética colaboración no pagará todas las facturas pero habrás dado un paso.

Reinventarse o simplemente conocer nuestras habilidades

Si no tenemos capital emprender un negocio no es sencillo, no hay que pensar mucho, pero si no tenemos nada ¿qué perdemos por intentar hacer algo diferente a lo que hemos realizado en nuestra vida laboral?
Todos tenemos una habilidad, somos expertos en un tema..., ¿es posible que esto sea el punto de partida para iniciar mi proyecto?
No comparto que todos debamos ser emprendedores ¿qué harán las empresas? En algún momento comenzarán a contratar a personal, pero si el 'no' es lo único que escuchas últimamente, habrás de tomar la iniciativa.
Encierra en una caja fuerte la queja, los lamentos y conoce a gente de tu sector o de otro en el que creas encajar. Conocer a las personas adecuadas vale mucho más que cientos de currículums enviados. Sigue formándote y mejorando tus conocimientos o aprende nuevos, pero sin dejar de relacionarte.