lunes, 25 de abril de 2016

Ser competitivo (y exitoso) en social media está a tan sólo 5 pasos

¿Es capaz de encontrar a alguien que no tenga al menos una cuenta en alguna de las cada vez más numerosas redes sociales? Facebook, Twitter, Instagram, LinkedIn o Snapchat (por citar algunas y no extender la lista) se han convertido en auténticos protagonistas de nuestras vidas.
Hemos llegado a un punto en el que parece que si algo no es publicado en estas plataformas, no ha sucedido. Las marcas son conscientes de que cada vez dedicamos un mayor tiempo y atención a estas plataformas por lo que sus estrategias, inevitablemente, pasa por adaptar sus contenidos y mensajes a estos canales.

Pero, ¿cómo podemos asegurarnos el éxito con nuestras estrategias de social media? Seguro que ha escuchado infinidad de consejos y claves pero el principal problema de estos, es que se ofrecen de forma aislada y no teniendo en cuenta la complejidad del entorno. Y la solución la hemos encontrado en estos cinco pasos ofrecidos por socialbakers.com.
1. Elegir la red social más adecuada
No tiene que estar en todas las redes sociales simplemente porque existan. Averigüe en cuáles se encuentran sus usuarios y, partiendo de esta base, analice los tipos de contenidos que puede ofrecerles. Recuerde que no buscamos lo mismo en todas por lo que no puede limitarse a volcar sus acciones sin cambios de la misma forma en todas ellas.
Por ejemplo, utilizamos Facebook para conectarnos con nuestros amigos mientras que recurrimos a Twitter para conocer en tiempo real las últimas noticias y tendencias. Instagram es el rey de las imágenes mientras queYouTube lo es de los vídeos. Y si lo que busca es generar marca personal y establecer conexiones profesionales, LinkedIn es su sitio.
Además, no basta únicamente con conocer a su público y sus intereses. Tiene que hacer lo mismo con la competencia.
2. Clarifique sus metas
Un paso que se nos olvida con demasiada frecuencia. Obviamente, todas las marcas persiguen en las redes sociales aumentar seguidores y fomentar la participación de los ya existentes. Pero no olvide incluir ambas cuando determine sus metas para que estén presente en todos los pasos y vayamos realizando un seguimiento.
3. Desarrolle una estrategia de contenido apropiada
La columna vertebral de su estrategia en medios de comunicación social. Reflexione junto a su equipo cuáles son las mejores prácticas e ideas para despertar el interés de los usuarios sobre sus mensajes.
Recuerde que la diferenciación es un factor clave que sólo alcanzaremos si conocemos al detalle las necesidades de nuestros seguidores y controlamos cada uno de los pasos que está dando nuestra competencia.
4. Administre correctamente los perfiles
Debe contar con una persona que se responsabilice de todos los perfiles con los que cuenta en social media. Anote todos los datos sobre los mismos, incluidos los más básicos y así evitaremos futuras sorpresas.
Algo muy necesario para mantener una línea de actuación en cada uno de ellos y poder tener todos los canales integrados con sus objetivos.
5. Analice el rendimiento
De nada sirve que aumentemos el tiempo y esfuerzos que dedicamos a las redes sociales si no realizamos una medición de todos los avances. Asegúrese de emplear las herramientas adecuadas. Ahora, solo le queda comenzar a trabajar.