viernes, 22 de abril de 2016

Estas 4 claves le convencerán de por qué no debe contratar millennials

A estas alturas todos sabemos que los millennials conforman un grupo generacional realmente importante. No solo porque son un auténtico caramelo para los marketeros sino porque son los responsables del mayor cambio social de la historia y la revolución tecnológica.

Una mentalidad digital, moderna, abierta, emprendedora y que prioriza aspectos como la calidad de vida o la conciliación familiar y laboral por encima de un sueldo han convertido a los millennials en la generación que ha marcado un antes y un después en la sociedad.
Se calcula que para 2025 supondrán el 75% de los trabajadores a nivel global, sin embargo, no todo el mundo parece tener buena opinión de esta generación. Así lo muestra en AdAge Martha Hiefield, global chief talent officer en la agencia digital Posible, en la que defiende la no contratación de trabajadores millennials.
Opta, en cambio, por no dejarse llevar por las presiones o tendencias sociales y contratar personas individuales. Para lograrlo, ofrece algunas claves que evitarán que los empleadores sean arrastrados por la corriente millennial:
1. Centrarse en lo positivo
Hiefield asegura que muchos de los artículos que se escriben sobre esta generación, los describen como algo diferente con ciertos toques negativos y dando a entender que se trata de personas a las que hay que tenerles miedo, algo así como una amenaza.
Sin embargo, deshacerse de estos estereotipos es importante pues, cualquier millennial puede tener las mismas habilidades que cualquier otro trabajador exitoso en el mundo digital como la adaptación al cambio, enfrentarse a retos, estar dispuesto a correr riesgos y la preocupación por el valor e impacto de su trabajo.
2. Escuchar y responder
Existen publicados numerosos informes y artículos sobre las tendencias generacionales en el trabajo y muchas veces, las compañías se dejan guiar por ellas. Sin embargo, el feedback que se necesita para mejorar está dentro de la propia empresa.
Preguntar a los empleados cómo se sienten, cuáles son sus deseos o sus demandas laborales es la mejor manera de aprender sobre la situación de la industria. Así que, escuche pero sobre todo, responda.
3. Ser flexible
La flexibilidad es una de las tendencias que para Hiefield ha llegado para quedarse en el ambiente laboral y es que, independientemente de la generación a la que se pertenezca, de manera que permita mantener a los empleados motivados, contentos y concentrados.
Darles flexibilidad trabajando desde casa o a través de un horario flexible basado en la productividad y no en el tiempo, significa depositar confianza y respeto en los trabajadores.
4. Ser seguro
Cada generación tiene algo que ofrecer y es que, la necesidad de ideas creativas, buen pensamiento o personas con fuertes habilidades se mantiene constante en el tiempo en cualquier sector. Creer en uno mismo, en sus habilidades y aptitudes estando al mismo tiempo abierto a adquirir nuevos conocimientos le harán seguir siendo competente.

Un artículo publicado en Marketing Directo
Measure
Measure