miércoles, 20 de agosto de 2014

11 Cosas Que Puedes Hacer Hoy Mismo Por tu Bienestar Financiero

"Si no eres exitoso en tus finanzas personales, ¿que te hace pensar que serás exitoso administrando tu propio negocio?"

Hacer algo por tu bienestar financiero es una de las cosas más complicadas que existen pero al mismo tiempo una de las más saludables que puedes hacer en bien de tu propia tranquilidad y paz mental. 


Y es que la administración del dinero no es para nada algo sencillo. De hecho es alarmante que miles de familias se ven aturdidas por las dificultades económicas y no precisamente porque no tengan ingresos o empleo, sino porque no logran encontrar el equilibrio en sus finanzas.


Y la principal razón tiene que ver con el hecho de que jamás nos enseñan en casa a administrar correctamente nuestro dinero o al menos no con los principios correctos, en contraste al continuo bombardeo comercial que nos hace pensar erróneamente que "gastar y pagar después" es la fórmula para tener todo lo que quieres.

Sanar tus finanzas algunas veces podría tomar años y mucho sacrificio. Pero si realmente quieres comenzar HOY, acá te comparto al menos 20 cosas que puedes hacer por tu bienestar financiero:

  1. Evita la compra compulsiva.
    Deja de comprar por comprar. La mayoría de cosas no las necesitas realmente. Decide por ti mismo hacer un alto a este destructivo hábito de ceder ante cualquier objeto que ves en un escaparate.
  2. Limita la cantidad de dinero para gastar.
    Si el control es tu debilidad, evita llevar tus tarjetas de débito o crédito contigo. Si vas a salir a comer, decide que cantidad quieres llevar y eso será lo máximo que podrás gastar. Esto te ayudará a evitar los excesos.
  3. Elabora un presupuesto personal de gastos.
    Si realmente quieres avances positivos en tu bolsillo, elabora un presupuesto personal de ingresos y gastos. Esto te ayudará a visualizar mejor tu condición actual y hacer los recortes necesarios.
  4. No gastes más de lo que ganas. 
    Esta premisa parece obvia y hasta muy trillada. Aún así, no hay otra forma más clara de caminar hacia unas finanzas en equilibrio. Y no tiene que ver con dinero precisamente, tiene que ver con autocontrol.
  5. Planifica mejor tus compras.
    No compres impulsivamente. No compres en el primer lugar que se te presente. Cotiza en varios lugares. Compara. Si realmente tienes que adquirir algo, busca la mejor opción, el mejor precio, los mayores beneficios.
  6. Usa más efectivo, menos tarjetas. 
    Esta es una técnica temporal que te ayudará a estar más consciente de lo que estás gastando. Al menos mientras, adquieres más control, haz tus compras en efectivo para que puedas medir mejor el alcance de tus consumos.
  7. Anota tus compras. 
    Otra técnica efectiva para limitar tus gastos es anotarlos en una pequeña libreta. De esa manera podrás tener más claridad de cuánto estás consumiendo.
  8. Cuídate de los gastos hormiga. 
    Estos son aquellos gastos muy pequeños (en apariencia) pero que sumados representan importantes sumas de dinero que se fugan de tu presupuesto. Tales como pequeñas comidas, obsequios innecesarios o salidas no planificadas.
  9. Guarda una reserva para imprevistos. 
    Las emergencias siempre se presentan y pueden dañar severamente tu presupuesto si no tienes al menos un plan para suplirlas. Lo mejor es tener seguros de protección como gastos médicos o de automóvil, pero en su defecto, procura guardar una pequeña cantidad para tener un fondo de emergencias.
  10. Paga tus deudas.
    Nada complica más las cosas que posponer o evadir el pago de deudas. Define con claridad cuánto debes. Realiza acuerdos de pago para detener el cobro de intereses. Haz un plan de pago y comienza a liberar la presión de las deudas.
  11. No pagues deuda con deuda.
  12. Consolidar tus deudas puede ser una buena alternativa si lo haces planificadamente. Pero pretender solamente adquirir una deuda para pagar otra es un suicidio financiero. Si te sientes desesperado y necesitas ayuda, busca a aun asesor que te oriente honestamente. Pero por nada del mundo tomes decisiones de forma precipitada.

Desarrolla Tu Inteligencia Financiera

Los consejos anteriormente descritos tienen que ver con acciones inmediatas que puedan detener el pesado "ferrocarril de las deudas".
Sin embargo, para poder tener mejoras a largo plazo que realmente te ayuden no solo a tener tus finanzas en control, sino a poder crecer y lograr un día alcanzar libertad financiera, estos son algunos consejos adicionales:
  1. Busca nuevas fuentes para generar ingresos. Hay muchas cosas que puedes hacer complementarias a tus actividades actuales que te permitirán generar un dinero adicional. Por ejemplo estas 14 ideas para generar ingresos sin dejar tu empleo.
  2. Aprende sobre inteligencia financiera. Hay muchas formas de desarrollar inteligencia financiera. Asistiendo a seminarios, leyendo algunos buenos libros o viendo vídeos sobre el tema en Internet. Lo importante es que estés consciente de la importancia de este tema y que comiences hoy mismo a aprender. Te dejo por ejemplo estos 15 consejos de Robert Kiyosaki para jóvenes sobre finanzas.
  3. Trabaja como profesional independiente. Un freelance es alguien que hace trabajos desde su casa y cobra por ellos. Hay muchas cosas que se pueden hacer como trabajador independiente que te pueden significar un buen ingreso adicional. Acá algunos consejos para convertirte en un freelance profesional.
  4. Aprende cómo poner tu dinero a trabajar. Uno de los grandes secretos de la inteligencia financiera es que tu dinero trabaje por ti, en lugar de que tú trabajes por dinero. Si este tema te es de interés te sugiero leer sobre cómo ganar dinero mientras duermes.

Conclusiones

  • El más valioso recurso que tienes eres tu mismo. Descubre tus habilidades, conócete, valórate.
  • La forma como usas tu dinero está ligado a tus emociones y sentimientos. Cuánto mejor controlas el mismo, tendrás una mayor sensación de tranquilidad.
  • Tus decisiones financieras repercuten en tus relaciones sociales con tus seres más cercanos, para bien o para mal. Basa tus decisiones financieras consciente de tus necesidades y metas personales y familiares.
  • Si pierdes el rumbo por momentos, no escapes o ignores tu realidad. Haz un alto en el camino, analiza tu situación y toma decisiones que te ayuden a retomar el control.
Para ser un verdadero emprendedor necesitas soñar, imaginar y anhelar pero también trabajar. Debes proyectar tu futuro, plantear metas y definir los pasos a seguir. Debes capacitarte, ser creativo y esforzarte incansablemente para alcanzar lo que te propones.

Por