martes, 26 de septiembre de 2017

Las 7 diferencias entre un formador y un charlatán

Septiembre está asociado a comienzo de curso. Muchos trabajadores o desempleados eligen este mes para formarse. Ya se sabe: renovarse o morir. Un curso sobre cómo manejar las redes sociales para tu comercio. Un curso para mejorar el inglés. Un curso para aplicar el marketing digital en la pyme.

Pero por otro lado, están las charlas movitacionales. Esas en las que un tipo (también hay féminas) aparece rodeado de endorfinas y vende un discurso con un sólo beneficiado: ÉL. El problema está en que muchas empresas 'pican' y les contratan. ¿El resultado? Humo.

Charlatán contra formador

1.El formador posee unos conocimientos que compartir. El alumno tiene la garantía de que cuando ese curso finalice sabrá más de un tema que cuando comenzó.
2.El charlatán habla demasiado y de muchos temas. Su mensaje no queda claro. Envuelve su discurso en una retahíla de chistes o gracias que se asemejan a las de un cómico.
3.El formador tiene un objetivo: resolver problemas. Mejorar tu preparación de manera práctica: un idioma, saber cómo usar las redes sociales para vender mejor tu empresa...
4.El charlatán busca el aplauso. La euforia colectiva. La obviedad. Apela a las emociones como en los anuncios publicitarios y vende SU historia para que tomes ejemplo de él.
5.El formador ha estudiado, se ha formado trabajando y comparte experiencias que funcionan en el mercado laboral. Otros clientes les avalan. Y el propio alumno cuando comprueba que semana tras semana mejora en un ámbito.
6.El charlatán no busca aportar unos conocimientos concretos. Su ideal son las frases hechas. Los juegos de palabras. Ganarse el aplauso fácil. Vender un concepto: TODO ES POSIBLE porque yo lo he logrado.
7.El formador apuesta por el esfuerzo y la constancia de manera amena, pero sin pausa. Motivados sí, pero motivados y trabajando duro cada día. El método puede ser más o menos divertido según la capacidad de cada cual.

Conclusión

Desde que existe el planeta Tierra han existido los vendedores de humo. Son fáciles de reconocer. La gran mayoría ha escrito un libro con pasos o peldaños o también existe la variante que alude a las píldoras, donde en un número muy reducido te venden el secreto para:
  • LIDERAR CON EFICACIA
  • SER FELIZ
  • HACER CREER QUE EL RESTO DE LA HUMANIDAD ESTÁ AMARGADA
  • CON UNA SONRISA TODO SE PUEDE