viernes, 15 de septiembre de 2017

7 detalles esenciales del final de Juego de Tronos que seguro has pasado por alto

El capítulo 7×07 de Juego de Tronos cierra la Séptima Temporada por todo lo alto, aunque dejando varias incógnitas que quizás pasaste por alto al verlo. Por desgracia para todos los fans de Juego de Tronos, la Séptima Temporada ya ha finalizado. El 7×07 es el último episodio de la serie al menos hasta otoño de 2018, uno que deja varias incógnitas por resolver sembradas a lo largo de toda la temporada y, más concretamente, en el último capítulo, la conocida como Season Finale.

El capítulo 7×07 de Juego de Tronos esconde varios detalles importantes, claves para el futuro devenir de una serie que no para de crecer en interés y en audiencia, hasta el punto de atraer el interés de hackers y delincuentes de todo pelaje. Nada parece erosionar el interés mundial por este fenómeno.
A continuación explicamos algunos de los detalles de último capítulo de Juego de Tronos que quizás has pasado por alto.

1. El Perro y la Montaña, el combate más esperado

A nadie se le escapa que uno de los combates más deseados por parte de todos los fans debe producirse tarde o temprano. El Perro odia a muerte a su hermano, La Montaña. Fue él el culpable de la cicatriz que porta en la cara, causada cuando ambos eran niños. Es cuestión de tiempo que los dos tengan que medir sus fuerzas.
En el último episodio, el 7×07 de Juego de Tronos, se ven las caras directamente en el concilio que tiene lugar en Pozo Dragón. ¿Cuál es el problema? En primer lugar, que La Montaña ya ha muerto. Lo que vemos ahora es un zombie revivido por Qyburn, aunque no está completamente vivo ni completamente muerto.
En algún momento debe producirse el combate, aunque al paso que vamos quedará para alguno de los momentos culminantes de la temporada final.

2. ¿Está Cersei embarazada?

El embarazo de Cersei es una de las sorpresas de la Temporada 7 de Juego de Tronos. En el 7×07 insiste en utilizar su estado como baza para negociar, ya sea con Tyrion o con Jamie, el padre de la criatura. Esto lleva directamente a cuestionarse si está realmente embarazada o es una estrategia para mantener dominado a su hermano.
El anuncio de su embarazo se produjo justo cuando parecía que Jamie le iba a dar la espalda, mientras que en la Season Finale se lo revela de forma nada velada a Tyrion -llegando a acariciarse la tripa en su presencia- sin duda con el objetivo de hacer saber a Daenerys que la línea Lannister no va a extinguirse.
Si Cersei utiliza su supuesto hijo como arma política o no, lo sabremos de aquí a año y medio.

3. Preparando el terreno para el heredero Targaryen

Hablando de hijo y embarazos, supuestamente Daenerys es estéril. Así se lo dijo la bruja que “contrató” para revivir a Khal Drogo. Desde entonces Khaleesi ha dado por hecho que no puede tener más hijos, aunque es una teoría aún por confirmar.
A lo largo de toda la temporada 7 se cuestiona este hecho varias veces. En el 7×07 de Juego de Tronos incluso se va más allá, justo después de un capítulo en el que la propia Daenerys vuelve a mencionar el asunto diciendo que los dragones son sus hijos, “los únicos que jamás tendré”. Que los guionistas insistan en volver sobre el tema una y otra vez augura que algo traman.
Además, en el episodio 7 podemos ver a Daenerys y Jon Nieve teniendo sexo, así que no es en absoluto descartable que quede inmediatamente embarazada. De esta forma, el número de Targaryen vivos pasaría a ser tres, coinciciendo con la frase que dice que “el dragón tiene siempre tres cabezas”.

4. El verdadero nombre de Jon Nieve

Jon Nieve no es el verdadero nombre del auténtico protagonista de Juego de Tronos. Desde el 7×05 sabemos que es hijo legítimo de Raeghar Targaryen y Lyanna Stark, por lo que su nombre auténtico sería Jon Targaryen. No obstante, uno de los detalles más importantes del 7×07 es que se desvela que ni siquiera se llama Jon.
Su auténtico nombre es Aegon Targaryen, el que le da Lyanna en su lecho de muerte. Fue Ned Stark quien decidió bautizarle como Jon para salvaguardar su integridad. Seguramente haber aparecido con un Aegon en brazos habría despertado suspicacias por parte del Rey Robert, y es que ese nombre sólo es común entre los Targaryen.
En los libros este personaje es completamente distinto a Jon, aunque los guonistas han decidido fusionar ambas tramas.

5. Qué es la Compañía Dorada

Cersei, en un alarde de optimismo, revela a Jamie qué piensa hacer con el dinero que el Banco de Hierro le acaba de prestar. Una vez saldado el préstamo que la corona tenía con el banco, acaba de recibir una nueva inyección de dinero. Con ese efectivo se dispone a contratar a la temida Compañía Dorada.
Esta compañía de mercenarios es la más temida de Essos, el otro continente de Juego de Tronos. Rivaliza directamente con los Segundos Hijos -en la que milita Daario Naharis- e incluso con los Inmaculados. Sin duda es un rival capaz de igualar la batalla entre Daenerys y Cersei.
Esta compañía fue fundada por uno de los bastardos Targaryen huídos de Poniente.

6. El caos es una escalera

En el capítulo 7×07 de Juego de Tronos podemos ver por primera vez a Bran haciendo uso útil de sus nuevos poderes como Cuervo de Tres Ojos. Gracias a su capacidad de ver el pasado, la defensa de Meñique queda totalmente desacreditada. Bran sabe que es el culpable de muchos de los males de su familia y así lo desvela en el “juicio”.
Ya se lo había advertido previamente, con la enigmática frase “el caos es una escalera”.

7. Pozo Dragón, a 20 minutos de Sevilla

Juego de Tronos maneja varias localizaciones en sus rodajes, y España es una de ellas. Son varias las escenas que se han rodado en nuestro país, tanto de la Temporada 7 como de las anteriores. Sabemos por ejemplo que Rocadragón está en España, al igual que Pozo Dragón, uno de los lugares más importantes del 7×07.
En este caso se trata del Anfiteatro Romano de . Se encuentra en la localidad sevillana de Santiponce, a apenas 20 minutos en coche de la capital hispalense. Italia fue en su día una próspera villa romana de la que proceden dos emperadores, Trajano y Adriano. En general, todo el conjunto arquitéctonico merece mucho la pena.
Escrito por Eduardo Álvarez