miércoles, 28 de enero de 2015

El mejor consejo sobre gestión de tareas: Divide y vencerás

Todo trabajador se ha visto en mayor o menor medida en la necesidad de planificar sus tareas en algún momento. Si no lo has hecho y estás leyendo esto… Preocúpate :-)
Productividad, procastinación, tareas, pomodoros, planificación, estimación, scrum, kanban, GTD… Muchas palabras para complicar en exceso la forma de trabajar óptima a la que deberíamos tender.
No hay secretos, no hay técnicas infalibles. Debes ser tú el que encuentre la mejor forma de organizarte. Pero permíteme que te de el mejor consejo que puedo darte para planificar tus tareas:
Divide y vencerás.
Generalmente, nos cuesta trabajar a medio y largo plazo. El trabajo diario nos absorbe. Nos sentimos muy ocupados y olvidamos lo importante, la estrategia y su planificación.

Como emprendedor, te sentirás en algún momento perdido, para eso publicamos hace unos días el curso “7 lecciones para emprendedores” al que puedes inscribirte gratuitamente. Pero mientras tanto, déjame que te explique el concepto de “Divide y vencerás”.
Se trata de una técnica de programación muy habitual. En resumidas cuentas, consiste en tratar un problema grande y complejo en sub-problemas más sencillos y que al resolver todos ellos, conseguimos resolver el problema grande.
Esta técnica también la puedes utilizar para tus planificación de tareas. En ocasiones, los emprendedores nos encontramos con tareas grandes, con mucho trabajo por delante y es muy complicado estimarlas en el tiempo.
No te agobies. Aquí está la solución y una técnica muy efectiva para lograr que esa tarea no se retrase:
a. Coge la tarea grande y descompónla en 3 tareas más pequeñas. Te daré un consejo, trata de ir dividiendo progresivamente y en varias fases.
b. Coge cada una de esas 3 tareas y divídela en tareas más simples y cortas. Con 2 niveles será suficiente. El tiempo de ejecución de las tareas del último nivel no deben ser mayores a un día de trabajo.
c. Haz una lista con todas las tareas pequeñas. Esto te permitirá ir tachando y ver el avance en el conjunto total de la tarea.
Y es que el cerebro humano trabaja mejor con tareas sencillas y con pocas variables que con tareas grandes y complejas. Esta técnica bien empleada te hará ser más productivo y entender mejor la solución a los problemas. Siguiendo la técnica de Divide y vencerás conseguirás:
a. No agobiarte con tareas grandes pues verás la progresión cuando vayas completando las tareas más pequeñas.
b. Estimar mucho más certeramente, pues podrás estimar pequeñas tareas previas a estimar el conjunto total.
c. Facilitar el trabajo en equipo y la delegación de tareas a terceras.
Me gustaría que aplicaras esta técnica en tu día a día y te aseguro que tu productividad aumentará exponencialmente. Por eso te animo a la acción. No esperes más. Coge ese proyecto que quieres tener preparado para Septiembre. Descompónlo tal y como te he explicado aquí y dime cómo te sientes :-D
Esta vez el artículo me ha quedado muy sencillo pero, como te he explicado, las cosas simples y sencillas son mejor asimiladas por nuestro cerebro.