miércoles, 7 de enero de 2015

8 Distracciones que te hacen ser menos productivo

Artículo original de Jonathan Long, Presidente y CEO de Market Domination Media, una agencia de marketing online con sede en Miami Beach que está especializada en el marketing de contenidos, en el diseño web y en el posicionamiento en buscadores (SEO), además de colaborador en Entrepreneur.com.
Como emprendedor, sabes lo valioso que es cada minuto de tu día . A todos nos gustaría hacer casi cualquier cosa por más tiempo.
A veces, tu entorno de trabajo y hábitos personales pueden hacerte perder un tiempo precioso sin que lo sepas. Aquí tienes ocho distracciones comunes que son responsables de la muerte de tu productividad:
1.Las redes sociales:
Actualizaciones de estado de Facebook, tweets y fotos en Instagram son una gran manera de mantenerte en contacto con amigos y familiares, pero también pueden aspirar un valioso tiempo de tu día.
Nuestra cultura es adicta a las redes sociales. A menos que las estés utilizando para promover tu negocio, pueden esperar. Esas fotos y actualizaciones de estado no van a ninguna parte.

2. Teléfonos móviles:
No sólo son las llamadas telefónicas y los mensajes de texto una gran distracción, sino que la mayoría de nosotros tenemos Facebook, Instagram, Twitter y otras aplicaciones sociales en nuestros smartphones.
Mientras pones el teléfono en modo silencio, puede vibrar a través de tu mesa y provocar tu interés en comprobarlo. Si realmente deseas eliminar las distracciones, apaga el teléfono o cambia al modo de avión mientras trabajas.
3. Un ambiente de trabajo caótico:
Tu entorno de oficina puede ser una gran distracción cuando estás tratando de conseguir hacer tu trabajo. Si bien es ideal ser accesible a todo tu equipo, también es importante contar con un espacio en silencio cuando sea el momento de ponerse a trabajar.
Establece una política de puertas cerradas y pon una pequeña pizarra en la puerta de tu oficina, para que los miembros del equipo puedan dejar una nota sobre lo que necesitan cuando la puerta esté cerrada.
4. Síndrome de actualización del correo electrónico:
Muchos empresarios podrían pasar todo el día respondiendo a mensajes de correo electrónico. ¿Alguna vez te encuentras constantemente pulsando el botón de actualización para obtener su correo electrónico? Ponlo en la actualización automática cada 30 o 60 minutos.
A continuación, puedescomprobar rápidamente su bandeja de entrada y responder a los asuntos urgentes en consecuencia y tratar el resto a horas precisas.
Responde a mensajes de correo electrónico a primera hora de la mañana antes de que comience tu día, una vez más en el medio del día, y luego otra vez antes de salir te ayudará a mantenerte actualizado.
5. La navegación por Internet:
Es muy fácil saltar a un sitio web creyendo que va a ser un minuto rápido, pero luego pasan varios minutos o incluso horas.
Comprobar los resultados deportivos, la lectura de tu blog favorito y hacer el seguimiento de travesuras más recientes de Justin Bieber pueden esperar. Deja la navegación por Internet en el horario de trabajo de oficina de 9 a 5.
6. Aceptar citas no programadas:
Aceptar reuniones no programadas no solo afectará a tu productividad durante el día, sino que también envía un mensaje a la persona en particular que tu tiempo no tiene valor. Claro, las emergencias surgen y, a veces tienes que aceptar una cita en el último minuto, pero no lo convierten en un hábito.
7. Descansos de cigarrillos:
En los años 70 podrías habértelo encendido en la oficina, pero en estos días la mayoría de los complejos de oficinas ha designado zonas para fumar fuera, requiriendo a los fumadores coger las escaleras o el ascensor para bajar a obtener tu dosis de nicotina.
Un par de minutos para recoger tus pertenencias, unos pocos minutos para salir a la calle, unos minutos más de andar, y luego unos minutos más para darle a la lengua con la compañía de fumadores.
Multiplica esto con un par de descansos de cigarrillos al día y asciende a un buen bloque sólido de tiempo que se podría utilizar con mucha más eficiencia.
8. Visitas inesperadas en la oficina de amigos y familiares:
Eres un empresario, lo que significa que lo más probable es que los amigos y la familia piensen que te sientes alrededor dando todas las órdenes de día ladrando mientras disfrutas de una bebida tropical mientras. Las visitas inesperadas te alejan de la productividad y también establecen un mal ejemplo.
Estos son sólo la punta del iceberg. Estoy constantemente tratando de limitar las distracciones que llevan mi tiempo lejos de mi empresa..